viernes, 28 de diciembre de 2007

Guía Profética para el Año 2008-Dr Apostol Rony Chaves

http://www.ronychaves.org/srch2/noticia.aspx?id=14
Estamos cerrando un año extraordinario, el 2007 nos trajo poderosas profecías del Señor con un cumplimiento cabal y sorprendente. Nos preparamos para un “Fin de año Glorioso”; esto anticipa un 2008 MARAVILLOSO PARA EL CUERPO DE CRISTO EN LA TIERRA. La siguiente Guía Profética no será la única dirección del Espíritu para el nuevo año que se avecina, pero sí será un eje direccional para que puedas anticipadamente conocer la senda por dónde el Señor se moverá para que fluyas con El hacia una victoria plena. Amén.
El Año 2008 será llamado el Año de la Revelación de Dios.
a. Seremos llevados a un nuevo nivel en la iluminación de la Palabra y en el conocimiento de los planes del Señor con nosotros y las naciones.
b. Una invasión de Luz Divina vendrá a la Iglesia y los Altares del Señor para proveer revelación de Sus “diseños soberanos”. Prepárate para entender lo que antes no pudiste comprender de la Biblia.
c. Creatividad será activada en muchos hijos de Dios para sus ministerios y empresas mediante la Palabra Revelada
El Año 2008 será llamado el Año del Maestro Profético.
a. La Revelación que el Señor enviará a Su casa será desatada a través de “MAESTROS” del Espíritu; ellos emergerán como una poderosa señal apostólica de los tiempos del fin.
b. La Palabra del Señor será traída a Su pueblo por Sus Maestros con una gran contundencia y poder de transformación. El Plan que nos está reservado será extraordinariamente ungido y liberador. Prepárate para una PODEROSA OLA DE MILAGROS CREATIVOS a través y en medio de la exposición de La Palabra.
El Año 2008 será llamado el AÑO DE LA CONSOLIDACIÓN DEL MOVER APOSTOLICO Y PROFETICO.
a. Comienzan los cuatro años anunciados por el Señor para consolidar en el mundo el MOVER APOSTOLICO Y PROFETICO DEL ESPIRITU SANTO.
b. El Río Profético aumentará su caudal en las naciones de manera impresionante. Jóvenes y doncellas serán activados para profetizar en las naciones de manera sorprendente.
c. Prepárate para ver emerger con gran poder e influencia profetas jóvenes, Escuelas y Compañías de Profetas. Lo Prófetico subirá de nivel.
d. El Río Apostólico aumentará su caudal. Apóstoles genuinos jóvenes surgirán en las naciones a través de “Padres Apostólicos”; ellos serán señal del Avivamiento Mundial que se avecina.
El año 2008 será llamado el AÑO DE LOS NUEVOS COMIENZOS.
a. Cosas nuevas e inéditas serán hechas por la Iglesia y sus ministros guiados por el Espíritu.
b. Grandes proyectos, construcciones y edificios serán levantados. Las finanzas están en camino para realizarlos. Dios está envuelto en cada detalle. Aleluya.
c. Veremos la APERTURA DE NUEVAS OFICINAS MINISTERIALES Y DE NUEVOS MINISTERIOS QUE IMPACTARÁN NUESTRAS CIUDADES. “Líderes jóvenes estarán al frente de los mismos”
d. Será el comienzo del Evangelismo Profético. Jóvenes brillarán como el sol en este fresco mover. Música, artes y creatividad, tocarán y sacudirán las fibras de nuestra sociedad moderna. ES LA HORA DE LA JUVENTUD.LOS JOVENES DE LAS NACIONES CANTARAN UNA NUEVA CANCION: LA CANCION DE LIBERTAD Y DE PODER EN EL ESPIRITU SANTO.
El año 2008 será llamado el AÑO DE LAS NUEVAS OPORTUNIDADES.
a. El Señor le extiende la mano a todos los que fracasaron en el pasado y les da una nueva fuerza y unción para alcanzar sus sueños y sus llamados en esta hora. El pasado quedará en el pasado y en el olvido; Dios extiende “el cetro de autoridad” para vencer en el 2008.
b. Asimismo el año 2008 será un AÑO DE GRANDES SORPRESAS DEL SEÑOR.
c. Yo profetizo sobre ti que Dios te sorprenderá cada día del 2008. El se moverá trayendo salvación a tu casa, milagros a tu familia y prosperidad incomprensible a tu vida y ministerio. Aleluya.
d. Este año 2008 será un AÑO DE CONVERSIONES EXTRAORDINARIAS. Personajes en el mundo de los deportes, de la política, de la farándula y del mundo comercial serán alcanzados con el “Poder del Evangelio”. Aleluya.¡GLORIA AL SEÑOR!
El año 2008 será conocido como el AÑO DEL RELEVO MINISTERIAL.
a. Muchos Moisés de nuestro tiempo apoyarán como nunca antes a sus Josués, hijos de sus ministerios; ellos fluirán con gran poder.
b. Muchos Elías del tiempo moderno entregarán sus mantos y respaldo a sus hijos ministeriales cuál Elías hizo con Eliseo.
c. Esto hará del 2008 un AÑO DE GRANDES RESPONSABILIDADES. No solamente la unción será impartida y el manto traspasado sino que también la carga por la Iglesia y las naciones y la responsabilidad por la Visión Apostólica y Profética del Señor.
El año 2008 se caracterizara por ser un AÑO DE EXPANSIÓN Y CONQUISTA.
a. Un nuevo denuedo ha sido desatado y activado ya en el 2007 para los ministros del Altísimo. Esto les hará ser muy agresivos en la Conquista Espiritual Territorial lo cual repercutirá en una EXPANSIÓN DE SUS VISIONES, territorios y edificaciones.
b. Emergerá la GENERACIÓN DE LOS CONQUISTADORES DE JESÚS.
El año 2008 se caracterizará por ser el AÑO PARA EL FUNDAMENTO DE LAS NUEVAS GRANDES EMPRESAS.
a. Empresarios muy jóvenes iniciarán en el 2008 nuevas empresas que según el PACTO QUE HAGAN CON DIOS, emergerán en pocos años con gran prosperidad, alcance y proyección.b. Ideas creativas e innovadoras le serán dadas por el Señor a jóvenes obedientes al Espíritu Santo; al ser puestas en práctica, los resultados serán sorprendentes.
El año 2008 se caracterizará por una reactivación de la OBRA SOCIAL por la Iglesia entre las ciudades.
a. Una ola de concientización vendrá al Cuerpo de Cristo para demostrar el Evangelio a través de una poderosa OBRA SOCIAL.
b. Veo en mi espíritu brotar por doquier comedores infantiles, hogares para ancianos, centros de restauración para prostitutas, adictos y alcohólicos. El Señor moverá a Su Pueblo a demostrar con hechos Su gran amor. ¡Se activa la OBRA SOCIAL!
El año 2008 será un AÑO DE RESURRECCIÓN.
a. Lo muerto será revivido: sueños, planes, llamados, personas, matrimonios y familias.
b. Relaciones truncadas serán restauradas por el Señor entre padres e hijos, entre esposos, familias y amigos.
El año 2008 será conocido como el AÑO DE LA TRANSICIÓN.
a. Iglesias pastorales entrarán en el camino hacia lo Apostólico. ¡El proceso comienza!
b. Ministros no apostólicos entrarán en la Senda de lo Profético y de lo Apostólico. ¡El proceso comienza!
c. Empresarios serán guiados por el Espíritu hacia la “Avenida Empresarial Apostólica” ¡El proceso comienza!
d. Apóstoles serán guiados hacia el camino de la Madurez y de la Paternidad Espiritual y Ministerial. ¡El proceso apenas comienza!
El año 2008 será conocido por la Iglesia como el AÑO DEL REGOCIJO DE LOS PADRES DE LA CASA DEL SEÑOR.
a. Gran gozo vendrá a los “papás ministeriales” por las maravillosas cosas que el Señor comenzará a hacer a través de “sus hijos en el Ministerio”Este año 2008 será un AÑO DE GRAN PRODUCTIVIDAD EN TODOS LOS CAMPOS.
El año 2008 será un AÑO PARA PASAR A UN NUEVO NIVEL EN LA GUERRA ESPIRITUAL TERRITORIAL.
a. Este será el AÑO DE PODER APOSTOLICO.
b. Un año de batallas a través del poder del decreto. Vienen grandes victorias.
c. Será el año del juicio del enemigo por el ejercicio del decreto y la legalidad de Dios en los apóstoles y profetas.
d. Grandes derrotas le esperan a satanás. Maldiciones o decretos generacionales y territoriales serán quebrantados por la Iglesia que usará el Poder del Decreto Apostólico” en contra de sus adversarios.
¡Bienvenido al MEJOR AÑO QUE HAYAS VIVIDO JAMÁS!

jueves, 27 de diciembre de 2007

La necesaria e inevitable Reforma Apostolica del Nuevo Milenio.

http://www.adoracioncontinental.com/
Por el Apóstol Rony Chaves
" Y a unos puso Dios en la Iglesia, primeramente apóstoles, luego profetas; lo tercero maestros, luego los que hacen milagros, después.... "I Corintios 12:28 La más gigantesca "Ola Apostólica" está llegando a nuestras naciones. Es el Espíritu Santo, el causante de esto. El está empeñado en impartir a Su Pueblo el Espíritu Apostólico de Cristo. Esto llevará a la Iglesia a caminar como Jesús caminó sometido plenamente a los diseños, propósitos y voluntad del Padre. La Iglesia realizará con precisión la Gran Comisión Apostólica (Mateo 28) y traerá un impacto evangelístico a las naciones. Esa Ola Apostólica proveniente del Santo Espíritu, quien es un Espíritu Apostólico, (sigue los diseños del Padre), desatará una Nueva Reforma Apostólica en este Siglo XXI. Esa Ola y Reforma Apostólicas provocarán varias cosas principalmente:
1- Levantarán multitud de Apóstoles en toda la tierra.
2- Impartirán a la Iglesia el "Espíritu Apostólico de Cristo".
3- Restaurarán el Gobierno Teocrático y Apostólico en el Cuerpo del Señor.
4- Provocarán la ola de señales y milagros más extraordinarios que se han visto antes masivamente.
5- Establecerán a la Iglesia como una "Compañía Apostólica" hombres y mujeres con una visión, una comisión, un llamado y una unción para establecer el Reino de Dios entre los pueblos.
6- Quebrantarán el gobierno de Satanás entre nuestras naciones.
7- Acercarán los diseños y estrategias del cielo a la tierra. Esta Nueva Reforma Apostólica es necesaria. La Iglesia, sus líderes honestos y el Pueblo claman por ella. Es la opción divina de los "últimos tiempos", es el plan de Dios para el Nuevo Milenio. La Nueva Reforma Apostólica es imprescindible y además ya es indetenible. Nadie la podrá parar, viene del cielo, amén. Sólo con ella, la Iglesia en cada nación, estructurada bajo la Autoridad Apostólica, hará derrumbar el control esclavizante y el dominio satánico en nuestros pueblos.
QUIÉN SE OPONE A LA NUEVA REFORMA APOSTÓLICA
Desde luego, el primer opositor a toda Reforma Apostólica es el diablo. Su reino se vendría abajo si ésta ocurriera hoy. Pero son en verdad, las estructuras babilónicas las que harán todo lo posible por detenerla. Los espíritus allí reinantes harán la guerra para impedirla. Aún, tristemente hay que decirlo, estructuras evangélicas religiosas y anacrónicas (no funcionales) harán lo que puedan por frenar esta Reforma de Dios. Esta Reforma Apostólica es la respuesta de Dios al clamor de intercesores y profetas. Esto, ha incomodado a muchas estructuras pastorales y denominacionales. Creo, firmemente que en el proceso, el Señor, hará que muchos cambien positivamente.
¿POR QUÉ NO CAMBIAN?
Pastores, alianzas pastorales y denominaciones no cambian y más bien se oponen porque:
1- Creen que sus métodos son correctos.
2- Tienen un alto nivel de incredulidad a esos cambios.
3- Sufrieron experiencias negativas en el pasado.
4- Carecen de revelación en ese campo.
5- Son muy religiosos y legalistas.
6- Son pasivos y temerosos (ven a Dios obrar pero no quieren correr más ni pagar un alto precio).
7- No están dispuestos a arriesgar más, están muy cómodos como están.
8- Tienen orgullo para reconocer que no saben y necesitan ayuda. Necesitan humillarse.
LOS MÉTODOS ESTORBAN
La palabra método tiene implicaciones a veces negativas. Lo que vino de Dios por la unción, tenemos la tendencia a encasillarlo en un molde o método. Satán usa nuestros métodos para encerrar la visión de Dios y detener los ministerios y el avance de la Obra del Señor. Métodos llevan muchas veces a la religiosidad y separan de la búsqueda diaria de la guía del Espíritu Santo. Los profetas-intercesores y los apóstoles están recibiendo la visión del Señor y Su Palabra para quebrar los métodos pasados y obsoletos (ya no sirven) que no funcionarán en el futuro. Profetas y apóstoles gestan una generación nueva con diseños proféticos nuevos para ganar a los suyos para Cristo. El sometimiento unos con otros y el reconocimiento de los diversos ministerios en la Iglesia (apóstoles, profetas, maestros, pastores y evangelistas) y sus unciones particulares nos garantizarán el cumplimiento de la visión divina. Primeramente apóstoles, lo segundo profetas, tercero maestros y en su orden luego pastores y evangelistas. Esto agrada a Dios, es Su orden de gobierno.
REDES APOSTÓLICAS: OPCIÓN DE LOS 2000
Con la Nueva Reforma Apostólica de este Milenio, el Señor restaurará verdades suyas que son funcionales y que unirán a Su Iglesia y sus ministros y la llevarán a una guerra contra Satán más contundente, más estratégica y además profética. Aleluya. Las Redes Apostólicas son el futuro de esa nueva Reforma. Amén.
A- La tendencia mundial que está emergiendo en los negocios, la política y los servicios es el trabajo por Redes.
B- Explosivos avances están siendo hechos porque "Gente" se está relacionando por Redes para aumentar los beneficios para cada uno.
C- Esta será la ola del futuro por cuanto es muy efectivo. REDES ESTÁN AQUÍ Y AHORA A- Redes organizadas están supliendo organizaciones construidas alrededor de jerarquías tradicionales.
B- La tendencia de crecimiento del mercado por redes hace disponibles productos a través de relaciones entre familias, amigos y socios de negocios de cambio.
C- Las redes facilitan actividades
1- Redes de Televisión 2- Redes de Radio 3- Redes Telefónicas 4- Redes de Aerolíneas 5- Redes de Comunicación, etc., etc.
El trabajo en red es poderoso, hace que el mundo se vuelva pequeño.
LA MÁS GRANDE "RED"
A- Dios inventó las Redes.
B- Redes: son una reflexión y práctica del modelo divino de la interdependencia y unidad que Dios ha ordenado para la Iglesia.
C- El cuerpo de Cristo es en esencia la "más grande Red" jamás inventada. Aleluya.
D- La Iglesia como Red gigantesca, de seres humanos, depende de la fortaleza de sus conexiones y relaciones para cumplir la Gran Comisión.
E- Efesios 4: 1-16 nos habla de esta Red.
F- El Nuevo Testamento abunda en aplicaciones prácticas del trabajo de Red. (Hechos 4: 34,35)
G- La Iglesia Primitiva trabajó en Red con grandes resultados.
H- El modelo inicial de la Iglesia en Jerusalén fue trabajando en Red junto a los apóstoles (Hech. 15).
I- Desde los días antiguos, la Iglesia creció sobre la base del esfuerzo y unidad "Relacional".
J- Si este modelo de trabajo en Red, se activa veremos los mismos resultados que la Iglesia Primitiva vió y aún les superaremos en efectividad. Amén.
LA RED DEL REINO
Jesús en Mateo 13:47, ilustra la Red del Reino a través de la pesca. La Red ilustra y nos da:
1- Aumento del potencial de cada uno.
2- Mayores resultados.
3- Mayor efectividad para pescar (hacer la tarea).
4- Mayor especificidad.
5- Menor costo y menos gasto de tiempo.
La Red Apostólica, provee de conexiones ministeriales cualificadas que aumentan nuestra eficacia y efectividad. En una buena Red ministerial, nuestra habilidad aumentará según la cobertura y conexiones apostólicas a las que tenga acceso. Relaciones, son la sustancia de la Red del Reino de Dios. Gloria a Dios.
APÓSTOLES Y EL TRABAJO POR RED
A- Redes apostólicas son la opción para el fresco mover del Espíritu hoy.
B- Líderes "Cambia-Mundo" y Movimientos Apostólicos se están levantando para establecer estructuras progresivas para familias de Iglesias y ministerios.
C- Las tradicionales denominaciones se están haciendo frágiles y están sucumbiendo ante la fuerza de los Redes Apostólicas (diseño de Dios).
D- Líderes e iglesias tienen grandes formas de unidad y cooperación en la "Red".
E- Lamentablemente algunas estructuras denominacionales han creado división, rompimiento y oposición a la Red.
Esto origina dos efectos negativos: agonía denominacional (están aislados y el Espíritu no fluye) y un sentimiento antidenominacional (debe ser superado para sanidad de la Iglesia). Lastimosamente el rechazo al modelo apostólico ha originado en el mundo evangélico una estructura u organización religiosa que Satanás ha usado para estorbar el desarrollo de la Obra de Dios. Pero el Espíritu Santo está moviendo a Su pueblo a las Redes Apostólicas como Respuesta del Nuevo Milenio. Amén.
UNA IGLESIA APOSTÓLICA
El Espíritu Santo es Apostólico. Esto implica que El se ciñe a los diseños del Padre, a Su Plan y Tiempo (Kairos). El inició la Iglesia como una Iglesia Apostólica (Iglesia Primitiva) y terminará Las Edades con una Iglesia Apostólica (Cuerpo de Cristo). El la inició con una Estructura Apostólica, una Visión y Unción Apostólicas; El la llevará hacia eso otra vez antes del retorno de Cristo. La Comisión del Señor a Su Pueblo fue Apostólica para atender un "llamado Apostólico" proveniente del Padre Eterno (salvar almas y liberar y discipular a las Naciones). La Iglesia entrará a la Ola de Evangelización más grande de Su historia, restaurada y en el modelo apostólico. La Iglesia será levantada a funcionar como una enorme "Compañía Apostólica" (Evangelística, Misionera e Intercesora). La Gente de la Iglesia del Nuevo Milenio será "Apostólica":
A- Relacionable (de unidad y acuerdo en el Espíritu)
B- Vibrante y entusiasta
C- Reverente al Espíritu y a la Autoridad a Dios
D- Enfocada en el Reino y trabajando para establecerlo
E- Atractiva (ungida y evangelística)
F- Enfocada en la necesidad de los demás
G- Positiva y progresista
H- Confiada en Dios y en Su Plan Para establecer la iglesia Apostólica necesitamos Apóstoles, Equipos y Redes Apostólicas. Amén

domingo, 25 de noviembre de 2007

El fruto del Espiritu Santo: Mi testimonio como creyente.


Gálatas 5:16-24 (Versión LBLA):
Digo, pues: Andad por el Espíritu, y no cumpliréis el deseo de la carne. Porque el deseo de la carne es contra el Espíritu, y el del Espíritu es contra la carne, pues éstos se oponen el uno al otro, de manera que no podéis hacer lo que deseáis. Pero si sois guiados por el Espíritu, no estáis bajo la ley. Ahora bien, las obras de la carne son evidentes, las cuales son: inmoralidad, impureza, sensualidad, idolatría, hechicería, enemistades, pleitos, celos, enojos, rivalidades, disensiones, sectarismos, envidias, borracheras, orgías y cosas semejantes, contra las cuales os advierto, como ya os lo he dicho antes, que los que practican tales cosas no heredarán el reino de Dios. Mas el fruto del Espíritu es amor, gozo, paz, paciencia, benignidad, bondad, fidelidad, mansedumbre, dominio propio; contra tales cosas no hay ley. Pues los que son de Cristo Jesús han crucificado la carne con sus pasiones y deseos.

Cuando hablamos del Espíritu Santo, hablamos siempre de 2 cosas, del fruto y del don. Cuando hablamos en la Biblia del don, hablamos de la manifestación del Espíritu Santo en nuestras vidas, pero sin embargo, cuando hablamos de la vida en el Espíritu Santo, hablamos del fruto. Es obvio, entonces, que estas 2 cosas son diferentes. La pregunta que recae ahora es: ¿Cuál es cada cual, y como las diferenciamos?
Ya hablamos de los dones en la sección anterior, ahora hablemos del fruto:

A. Reconociendo el andar en Dios:
Pablo comienza este contexto hablando de andar por el Espíritu. Es decir, que rechacemos lo antagónico al espíritu. ¿Y que es este antagónico? Antagónico quiere decir contrario, y lo que se identifica en el verso 16 es la carne. Es decir, que si tenemos una vida llena del Espíritu de Dios, andaremos de acuerdo a Su Espíritu Santo, y este se demuestra en la Biblia como un fruto. Καρπός karpos no es otra cosa que lo que sale de un árbol, pero dado en la mejor manera. Aquí es usado como karpos tou y específicamente es cambiado de obra a fruto, de la carne al espíritu, ya que en la carne actuamos en nuestra propia manera, y en el espíritu, actuamos de acuerdo al carácter de Dios incrustado por el Espíritu Santo en nuestras vidas. Y esto nos da una libertad de la maldición de la ley ceremonial así como tuvo que ser llevada por el pueblo de Israel (Romanos 10:4). Si somos guiados por el Espíritu Santo, la carne no actúa en nosotros, es decir, el carácter de Dios se denota en nosotros. Y si somos por la carne, no tenemos el carácter de Dios en nosotros.

B. La obra de la carne:
También se les conoce como vicios. Es más amplia que la obra del espíritu, por que la Biblia demuestra que el pecado abunda en nosotros, aunque la gracia sobreabunda. El énfasis que el Apóstol desea hacer es que tenemos que andar precavidos del ataque del enemigo en nuestras vidas, ya que este ataca más a los cristianos que a los no cristianos, debido a que los cristianos no son ya parte de su reino y el enemigo desea conquistarlos de nuevo para su reino.
Estas se pueden desglosar en pecados sexuales (v. 19), pecados relacionados con las religiones paganas (los primeros dos del v. 20), pecados del temperamento o carácter (los nueve siguientes) y pecados de ebriedad (los últimos dos).
Ahora pasemos a desglosar el fruto de la carne:
1. Inmoralidad: Se refiere a actos sexuales indebidos con otras personas que no sean los cónyuges de uno, es decir, adulterio.
2. Impureza: Aquí se refiere a un tipo de inmoralidad, es decir, cualquier cosa que no sea agradable a Dios en el acto sexual de la pareja.
3. Sensualidad: Es ser lascivo, es decir, que no ejerce cuidado propio hacia otros de índole sexual. Se puede referir a la coquetería en una mujer u hombre.
4. Idolatría: Adoración a falsos dioses. Es un pecado que desde la implantación de la ley en Éxodo 20 fue el primero condenado por Dios.
5. Hechicería: En griego se refiere a uso de fármacos, es decir, a drogas, pero esto se refiere a que los magos monopolizaban esto para hacerlo a su favor, por ende, llevaba a la adoración falsa las supuestas sanidades que ellos realizaban.
6. Enemistades: Es tener odio hacia una persona, no llevarse bien con alguien.
7. Pleitos: Pelear con la gente.
8. Celos: Tener envidia de una persona, de algo que tenga o algo que haga.
9. Enojos: Esto es rabia contra una persona por algo que la persona alcanza o hace.
10. Rivalidades: Es mantener contienda con una persona, pelear pero no solo 1 vez, sino mantener una discordia con la persona y nunca llevarse bien.
11. Disensiones: Es tener un espíritu divisorio. No andar de acuerdo con nadie.
12. Sectarismos: Es estar desunido del cuerpo de Cristo, atribuyéndose toda la verdad hacia su grupo o persona. Tiene mucho en unión con el espíritu de disensión.
13. Envidia: Desear destrucción a alguien o algo por alcanzar un éxito mayor que el que la otra persona tiene.
14. Borracheras: Perder el control de uno mismo por medio de uso excesivo de bebidas o drogas intoxicantes, es decir, exceso de alcohol y hasta medicinas que los médicos recetan por el bien del organismo y que son usadas abusivamente.
15. Orgías: Fiestas escandalosas, que lleven a cualquiera de las obras que ya han sido citadas anteriormente.
16. Cosas semejantes: Cualquier cosa que sea similar a las mencionadas anteriormente.

C. El fruto del Espíritu:
Estas virtudes son caracterizadas como fruto, en contraste con las obras. Sólo el Espíritu Santo puede producirlas, y no los propios esfuerzos. Otro contraste es que, aun cuando las obras de la carne aparecen en plural, el fruto del Espíritu es uno solo e indivisible. Cuando el Espíritu controla completamente la vida del creyente, produce este resultado. Las primeras tres conciernen a nuestra actitud hacia Dios, la segunda triada tiene que ver con nuestras relaciones sociales, y el tercer grupo describe los principios que guían la conducta cristiana:
1. Amor: Aquí la palabra en griego es Ágape, que es amor y preocupación propia entre los hermanos de la iglesia o la célula que perteneces, es decir, preocuparse los unos por los otros por su bienestar. No es Eros, que se refiere a amor entre una pareja de esposos ni philia que es entre los miembros de una familia.
2. Gozo: Viene de chara, de donde sale la palabra carisma, para los dones carismáticos. Es tener siempre buen humor y buen animo para todo.
3. Paz: Implica tener prosperidad, es decir, quietud en el espíritu, en este caso.
4. Paciencia: Soportar, aguantar, pelear la buena batalla (2ª Corintios 6:6).
5. Benignidad: Una persona de una inmoralidad intachable. El Espíritu Santo borra la agresividad de carácter de quien está bajo su control.
6. Bondad: Ser una persona que beneficia a los demás al conocerle, una persona virtuosa.
7. Fidelidad: Ser una persona de plena confianza, de convicción moral intachable, fiel a sus principios.
8. Mansedumbre: Ser una persona fácil para lidiar con ella, humilde, pero a la vez inquebrantable en sus principios. Como decía el chavo, Manso pero no menso.
9. Dominio Propio: Tener templanza, es decir, no quebrantarse fácilmente por lo que otros digan ni cambiar de opinión así por que si.
Si queremos aceptar a Cristo como Salvador, debemos apartarnos de nuestro pecado y clavar voluntariamente nuestros malos deseos naturales a la cruz. Esto no significa, sin embargo, que nunca más volveremos a ver rasgos de estos deseos nuevamente. Como cristianos todavía tenemos la capacidad para pecar pero hemos sido liberados del poder del pecado y no debemos dejarnos dominar por él. Cada día debemos entregarle nuestras tendencias pecaminosas a Dios y a su control, clavándolas en la cruz de Cristo, y momento a momento aspirar el poder del Espíritu para sobreponernos a ellas (Gálatas 2:20;  6:14). Dios está interesado en cada parte de nuestras vidas, no sólo espiritual. Al vivir por el poder del Espíritu Santo, debemos rendir cada aspecto de nuestra vida a Dios: emocional, física, social, intelectual, vocacional. Pablo dice: ¡Eres salvo, por lo tanto, vive de acuerdo a esta realidad! El Espíritu Santo es la fuente de su nueva vida, de modo que camine con Él. No permitas que nada o nadie más determine sus valores y normas en cualquier área de su vida. Todos necesitamos cierta medida de aprobación de otros, pero aquellos que se apartan de la senda de Dios, en busca de honores o para ganar popularidad, muestran que no son guiados por el Espíritu Santo. Aquellos que esperan la aprobación de Dios no necesitarán envidiar a otros. Por ser hijos e hijas de Dios, tenemos su Espíritu Santo como la garantía amorosa de su aprobación.

jueves, 11 de octubre de 2007

La danza y el baile: Apostol Rony Chaves.

http://www.ronychaves.org


LA DANZA Y EL BAILE (PARTE I)
Apóstol Rony Chaves

Todos creemos en la inspiración verbal de la Biblia y sobre todo la del Salmo 150, pero al mencionar el verso 6 del mismo (“Alabadle con pandero y danza”) muchos titubean y hasta dudan de ella. Hasta hoy se ha dicho en muchos púlpitos que la danza fue sólo para el tiempo de David y hay quienes absurdamente afirman que la danza es sólo de la carne (de gente carnal y no espiritual) y legan hasta la osadía otros, de afirmar peligrosamente que es del diablo.

David danzó y mandó danzar en su tabernáculo. Hoy este mismo principio se está restaurando. Aleluya.

Danza es una serie de movimientos cadenciosos o rítmicos del cuerpo, llevados a efecto por la motivación exterior de una voz, o de instrumentos interpretados por músicos que marcan un son.
Por tanto, danzar es sinónimo de ejecutar movimientos rápidos y hasta temblorosos marcados con cadencia, siendo la cadencia la medida que regula el movimiento del que danza o baila.

Danza es sinónimo de bailar. Bailar es ejecutar mudanzas o cambios de posición bajo ritmo.

La danza es una bella manera de alabar a Dios en una forma más completa o integral, pues involucra primero el cuerpo y el alma, llevándonos a una esfera mayor, la del espíritu. Nos lleva a un verdadero climax de júbilo que nos conduce a cumplir su verdadero propósito de existencia, a la adoración sincera y espontánea. Aleluya.


¿DÓNDE COMENZÓ LA DANZA Y COMO NOS LLEGÓ?

Si David introdujo música, cantos e instrumentos por su percepción en revelación divina de lo que ocurre allá en la eternidad con respecto a la adoración al Señor, ¿No sería que también entendió que la danza surgió en la eternidad y no en esta tierra?.
· ¿Danzará Dios? ¿Danzarán los ángeles?.
· ¿Bailará y se gozará Dios, bailarán y se gozaran los ángeles?
· ¿Gritará y saltará el Creador y sus ángeles allá en la eternidad?.
· ¿Por qué danzó el hombre y por qué danzó David?
· ¿Deberá danzar la Iglesia y por qué?
· ¿De quién lo aprendió Israel y los antiguos?
· ¿Deberemos danzar y bailar también nosotros?.

Para poder entender la magnitud de lo que significa la danza como vehículo de expresión para la alabanza de Dios es necesario remontarnos a los primeros hombres en la tierra.

La arqueología, ciencia que estudia lo referente al hombre y sus culturas en relación a la antigüedad afirma que difícilmente se podría marcar el tiempo en que el hombre comenzó a danzar. Los arqueólogos creen que el hombre ha danzado siempre, y más significativamente dicen que danzó mucho antes de que articulara con su boca, labios, lengua y dientes, palabras y sonidos. Aleluya.

El movimiento es y ha sido la primera manifestación o forma de expresión del hombre, la danza ha sido entonces un medio de expresión antiquísimo, en el cual el hombre ha manifestado gozo, júbilo y sobre todo adoración.

Mucho antes de saber hablar (o de hablarse), las personas expresan o se expresan algo a través del movimiento, encogen las cejas o las alzan, y usan las manos para manifestar un pensamiento o acentuar un significado. También con el cuerpo, pies, manos o cabeza hacen manifestaciones más sencillas y menos concretas, sin darse cuenta. Cuando tienen gozo se balancean alegres y dichosos, tiesos y rectos cuando están con ira. Si hay tristeza bajan los hombros, si hay duda mueven a los lados la cabeza y si algo los alegra mueven manos, hombros y aún hasta la cabeza.

Es de recordar cómo por medio de movimientos de los dedos, las manos y la boca (y aún señas corporales) el sordomudo obtiene su lenguaje.

La Biblia nos exhorta a ser semejantes a los niños en nuestra forma de ser, la danza es una forma de ser como ellos. Cuando los niños son de tierna edad, sienten el placer del movimiento rítmico, del saltar, del brincar y del caminar al compás, con o sin música. Pueden aprender que es divertido colocarse en ciertas posturas. Al adoptar esas posturas expresan un significado pero crean también cuadros plásticos con sus cuerpos.

La danza puede constituir una manifestación o expresión directa por medio de movimientos rítmicos, ya individual, ya colectivamente.

Hace 12 años tuve, como un requisito para cursar y aprobar mis estudios de Odontología en la Universidad que matricularme en un curso llamado “Expresión corporal y danza moderna”, en el cual sin palabras, sólo por la misma expresión de todas las partes del cuerpo, se llevaba a los participantes a manifestar todo un mensaje a la audiencia. Hoy a nivel cultural y con antecedentes históricos muy antiguos la danza y la expresión del cuerpo son medios de expresión sin palabras que llevan mensajes e ideas bien definidas a los seguidores de tal arte.

Los antiguos de la Edad Media y de épocas aún mucho más remotas usaron la danza, la mímica y sistemas de expresión semejantes para llevar a los pueblos diversas historias sin palabras. Es de notar, que la Iglesia se vio engrandecida en número porque se usó y se ha usado este método para llevar el mensaje del Evangelio a los hombres, sin palabras (llamado “mimo” o “pantomima” .

Hace miles de años los hombres de las cavernas hicieron dibujos y pinturas de hombres y animales en las paredes de las cuevas en que habitaban, en el sudoeste de Europa. Dibujaron cazadores dando un gran alto en el momento de disparar su arco o con los brazos en cruz, abiertos después de haber disparado una flecha. Dibujaron también otras figuras humanas en el momento de saltar o brincar con típicos movimientos e danza. Los arqueólogos señalan que estas pinturas representan danzas rituales, en las cuales expresaba el hombre el buen resultado que esperaban alcanzar en la guerra o en la caza.

Los arqueólogos han descubierto que las danzas de todos los pueblos primitivos tienen características comunes, implicando esto para nosotros los creyentes que todos los hombres en el principio danzaron para un único propósito, Dios. Aleluya.

Comparando las reliquias arqueológicas existentes, tales como pinturas en las cuevas y las imágenes de piedra, se llega ala conclusión que todos los pueblos primitivos han practicado siempre la danza, y lo han hecho cada vez por las mismas razones y motivos y de un modo semejante. ¿No será que todos los pueblos han tenido un igual principio, un propósito común, el cual es Dios?.

Las danzas antiguas de los pueblos primitivos, así como sus motivaciones, comprenden pocas cosas: nacimiento, amor, enfermedad, muerte, día, noche, vientos, tormenta, el sol y la luna, las estrellas y los cambios de estaciones, las bellezas de la naturaleza y un Ser Supremo. Pero además si esperan muchas cosas: abundancia de alimentos, victoria en la guerra, muchos hijos, fecundidad de sus animales y fertilidad de sus campos.

No teniendo palabras los pueblos primitivos con qué expresar sus emociones y deseos lo hacen por medio de movimientos rítmicos de su cuerpos, giran y saltan, golpean el suelo con los pies, alzan los brazos, se encorvan, patean y brincan, gritan, salmodian y cantan, palmean y baten tambores para marcar el ritmo de sus danzas.

La danza a través de las edades nos indica que tuvo un principio común para todos los humanos en el Creador. Lamentablemente con la llegada del pecado a los Adán, todo el propósito para el cual fue creado el hombre, no sólo con respecto a la danza, sino también respecto a la música y el canto, se pervirtió en manos de los hombres que han estado bajo la influencia del diablo. Pero aún podemos, dentro de todos los rasgos culturales de los pueblos, entresacar el verdadero valor de la danza, la expresión de adoración a Dios más emotiva que pueda quizás manifestar el hombre.

La danza llegó así de hombre a hombre, de pueblo a pueblo, desde el principio a las mayores civilizaciones.

Cuando los antiguos egipcios comenzaron a grabar ideogramas, emplearon la figura de un hombre danzando para representar la alegría o felicidad. Pinturas y grabados descubiertos en tumbas y otras partes por todo Egipto muestran que la danza alcanzó allí un alto desarrollo y jugó un papel importante en la vida del pueblo egipcio. Los sacerdotes ejecutaban algunas danzas rituales sin espectadores.
Los escritores de la Antigua Grecia (imperio posterior al egipcio), hicieron frecuentes comentarios a la danza, la cual formaba parte entre los griegos de la educación nacional.

Aristóteles, pensador griego, definió la danza así: “es la imitación del carácter, emoción y acción por medio de movimiento rítmico”. La Antigua Roma tomó la mayoría de sus danzas, primero de los etruscos y después de los griegos. Hubo sin embargo, unas pocas danzas rituales originales de los romanos.

¿De dónde recibieron la danza los judíos?. Aunque Israel estuvo cautivo decenas de años en Egipto y sometido desde luego a su influencia cultural y religiosa, la danza no la aprendieron de los egipcios. Es de notar que Egipto tenía danza en su cultura, prueba de ello es que en algunas tumbas egipcias se conservan escenas de banquetes con intervención de bailarinas, pero aún así los israelitas recibieron el conocimiento de la danza como la mayoría de los pueblos, por origen e inspiración divina.

En el capítulo 5 del Éxodo y en el verso 1, Moisés y Aarón, al presentarse delante del Faraón le expresan la voluntad de Dios para Israel: deben ser dejados en libertad para ir al desierto a celebrarle la fiesta a Jehová. Una fiesta implica gozo, alegría y según las costumbres orientales, danza y baile.

En el capítulo 15, al haberse logrado la libertad de Israel por los milagros de Dios, Moisés lleva a Israel al desierto a celebrar fiesta en honor a Jehová, allí el pueblo sigue a su líder y canta a Jehová, pero en el verso 20 y 21, María hermana de Moisés y profetisa de Israel, tomó un pandero en su mano y acompañada de todas las mujeres, salieron en pos de ella con panderos y danzas. Israel ya en el cautiverio sabía danzar para Dios, mayormente lo hizo en plena liberación.

Israel utilizaba el baile y la danza:

a) Para celebrar las conquistas o efemérides nacionales como en el pasaje citado de Éxodo 15:20.
b) Para recibir a sus héroes y felicitarles por la victoria, como en I Samuel 18:6-7 al ser recibidos David y Saúl después de derrotar a Goliat el gigante filisteo. También en Jueces 11:3-4, se expresa esta práctica judía al ser recibido Jefté por su hija con danza al vencer a los amonitas (versos 28 al 33).
c) Para manifestar gozo por alguna bendición especial, como en II de Samuel 6:14, al danzar David y su pueblo al llegar el Arca del Pacto a su casa y en Lucas 15:25 al celebrarse con danza el retorno al hogar del hijo pródigo perdido. Aleluya.
d) En los servicios religiosos y actividades que tenían que ver con la fe, como en el Salmo 149:3 y en el 150:4.
e) Por lo general, la gente danzaba ante Dios y en grupos o corros, como evidencia de su gratitud y libertad en Él (Lucas 7:32. En Jeremías 31:13 se motiva a vírgenes, ancianos y jóvenes a gozarse en la danza al recibir una liberación total de la condenación. En el Salmo 68:25 se indica que en el orden del culto judío las doncellas danzando ocupaban un lugar importante. En Jueces 21:21, se habla de una práctica que hoy traería enorme gozo a la Iglesia, la danza en corros o grupos; allí se tomaban de las manos los danzantes y adoraban con su danza al Señor.

Escrituralmente se ve, que la danza fue vivida y practicada en Israel y llevada a un punto culminante por David, tipo de Cristo. La danza es una forma de alabanza que tiene sus raíces en el mundo del gozo, en la morada de Dios. La danza y el baile es aprobado por Dios, pues es una manifestación plena de un espíritu libre en Cristo Jesús, es la expresión máxima de una criatura que se despoja de si misma y de qué dirán para magnificar a la Deidad Suprema con su cuerpo. La danza agrada al Padre, pues brota del espíritu vivificado por Él, Dios celebra nuestra danza y nuestro baile pues Él es quien lo ha puesto en nuestros corazones en lugar del luto y lamento (Salmo 30:11).

Dios es quien mueve a danzar, Él es quien celebra, festeja allá en los cielos con los ángeles cuando un solo pecador se arrepiente de pecado. Él conmemora y se goza con danza sobre nosotros con cánticos (Sofonías 3:17). Su gozo es nuestra fortaleza y para que Él se goce debemos darle la mayor ofrenda de alabanza que involucre nuestro cuerpo, la danza. Nuestra fortaleza viene de su gozo (Nehemías 8:10) y por ende de nuestra humillación ante Él por danza y la alabanza. La danza implica dejar a un lado los prejuicios, el ego y el orgullo y presentar nuestro cuerpo en sacrificio vivo, santo y agradable al Padre, que es verdaderamente nuestro culto racional (Romanos 12:1). La danza es parte de la ministración de la eternidad, procede de Dios y Él la acepta de corazones de niños, limpios de pecado y dispuestos para Él.

¿POR QUÉ DEBE VOLVER LA DANZA A LA IGLESIA?

La danza es una experiencia creadora. Todas las personas especialmente cuando son jóvenes, tienen pensamientos y sentimientos que no son capaces de expresar en palabras, son para ellos realmente importantes y es grande el impulso de expresarlos.

La danza puede ser el mejor medio para ello, ya que el movimiento es tan natural como el habla y con frecuencia hasta más expresivo y libre.
La danza es un lenguaje de alabanza agradable al Padre.
La danza proporciona a los danzantes diversión, gozo, y libertad bajo el movimiento rítmico.

Es un medio de adoración en grupos que motiva el mover poderoso del Espíritu Santo.
La danza individual, pero mayormente en forma colectiva (corros), ayuda a mantener sólidamente unida a la congregación.

Los corros de danza o cercos que forman varias personas unidas por sus manos para divertirse alabando a Dios (y que dejan un espacio redondo) involucran a la mayoría de la congregación haciendo que la alabanza sea muy activa para todos.
CARACTERÍSTICAS Y FORMAS DE LA DANZA.

Técnicamente a las primeras danzas de los pueblos se les llama “danzas primitivas”. Ellas se agrupan por lo menos en tres clases predominantes:

a) Danzas mágicas o religiosas. Estas se bailan para rendir culto a una divinidad. En el caso de los pueblos paganos lo hacen a sus falsos dioses, como lo hicieron los sacerdotes de Baal en el Monte Carmelo frente al profeta Elías (I Reyes 18:26). En el caso nuestro a la Divinidad Suprema, Jehová Dios de los Ejércitos. Amén.
b) Para iniciar a un sacerdote en el servicio.
c) Para asegurar la abundancia de alimento (en caza, pesca y agricultura) o para curar enfermedades, siendo los médicos y sacerdotes que han sido educados desde su niñez los que suelen dirigir esta clase de danzas.

Las danzas que tienen un propósito tribal o social se bailan en el nacimiento de un niño, en la iniciación de muchachos y muchachas en la vida activa de la tribu, en los casamientos, en las iniciaciones y ceremonias de sociedades secretas y en estado de guerra.

Las danzas también son de juego o recreativas y se bailan por diversión, por el puro placer que proporciona el movimiento físico. Los bailarines pueden aprovechar la danza para alardear de su destreza y resistencia atlética.

Estos aspectos mencionados de la danza en diferentes culturas nos muestran la gama de manifestaciones de alabanza que se podría tener en la Iglesia, desde luego practicando la danza de acuerdo a la Palabra y con una motivación clara, alabar a Dios.

En todas partes, los pasos fundamentales de la danza primitiva son semejantes, con movimientos amplios y expansivos en los hombres y pequeños, afectados y sin saltos muchas veces, en las mujeres. Aunque las danzas tribales parecen a veces salvajes y sin pauta, tienen siempre reglas, como bíblicamente también existen reglas para que Dios se agrade de nuestra danza (obediencia, humildad, santidad, pureza).

En algunas tribus las equivocaciones de los danzarines son castigadas con la pena de muerte (el creyente que danza para Dios en pecado y con orgullo se expone a la misma pena), II Samuel 6:5-7.

Todos los miembros de las tribus, hombres, mujeres y niños, paticipan por lo menos en algunas fases de la danza, siendo excluidos algunos miembros por breve tiempo, por causa de luto.

La mayor parte de los pueblos primitivos usaban la danza para mantener unido el grupo social.

Ejecutan danzas de pantomima, en las cuales imitan con el movimiento y los gestos lo que quieren conseguir. Cuando quieren alcanzar victoria en una guerra, danzan una danza de victoria, antes de salir de caza remedan en la danza una cacería afortunada, cuando desean lluvia para sus tierras o siembras, bailan una danza de la lluvia.

El pueblo cristiano tiene su posesión, herencia y bendición de Dios. Dancemos sólo para Él. Amén.

LA DANZA EN LA IGLESIA PRIMITIVA.

Los padres de la Iglesia se dieron cuenta de que el pueblo necesitaba de la danza y el baile. La Iglesia cristiana romana ayudó a que no desaparecieran las danzas. En el siglo VII se prohibieron las danzas eclesiásticas, pero en algunos lugares continuaron bailándose por mucho tiempo. Aunque la Iglesia cristiana contribuyó mucho a la supervivencia de la danza en Europa, no fue la única causa de ello, el pueblo se hallaba muy apegado a los restos de sus antiguos rituales: uno de éstos era la danza de mayo, una antigua danza de la fertilidad; otro el Carol (precursor de nuestros modernos villancicos), un baile en ronda o círculo, acompañado usualmente de canciones. La danza popular floreció en la Edad Media y apareció en dicha época la danza cortesana.

Aunque ya, al mezclarse el paganismo y la idolatría con el cristianismo de los primeros siglos y con ello la decadencia gradual de la mayoría de los principios apostólicos que rigieron la Iglesia primitiva, es de notar que se podía percibir que la danza y el baile eran practicados por ellos para alabar a Dios.

Hoy, tiempo de cumplimiento escritural para restaurar lo que yace caído del tabernáculo de David, esa danza será restaurada y no con mezclas de paganismo y mundanalidad, sino elevada a una danza pura y agradable a Dios.

DIFERENCIA ENTRE BAILE Y DANZA.

Realmente danza y baile son sinónimos. Bailar es hacer mudanzas con los pies, el cuerpo y los brazos en orden y compás.
Danzar es ejecutar movimientos rápidos y cadenciosos con el cuerpo, al son de la música.

Aunque son realmente prácticas muy semejantes, tienen su diferencia que significan importantes matices.

El baile suele tener un carácter popular y un sentido para el grueso del pueblo, un carácter restringido o privado, pero más accesible al pueblo. La danza exige cierta distinción, agrupamiento y publicidad.

El baile es más individual y espontáneo, quizás la danza es más colectiva y ensayada, de más seriedad.

La Biblia nos exhorta tanto a glorificar a Dios con danza como con baile (Salmos 150:4; 149:3).

LA DANZA QUE AGRADA AL PADRE.

Es muy necesario dejar sentado que no toda la danza agrada a Dios, ni toda anza o baile es procedente de la motivación del Espíritu Santo.

El diablo es también productor de muchas imitaciones y recordemos sobre todo que su labor se circunscribe en un alto porcentaje de acción en los cristianos. El puede producir su música, su baile, y su danza (II Corintios 11:14-15).
Danza y baile humana y mundanamente hablando por la perversión que satanás ha hecho de ellas, significa a menudo orgía y disipación (I Samuel 30:16-17). Y también las practicaban los paganos.

Los malos tienen su danza, su salto y su baile, pero no quieren acercarse a Dios (Job 21:7-15).

En el libro de Marcos 6 y versos del 14 al 29, se nos habla de cierto tipo de danza practicado por la hija de Herodías, mujer de Herodes, rey de Israel (vivían en adulterio), la cual satisfizo al jerarca y como resultado de ello fue cortada la cabeza del profeta Juan. Esta fue una danza pecaminosa y satánica.

Éxodo 32, nos narra una experiencia amarga para el pueblo judío en el desierto, mientras Moisés estaba en su ayuno de 40 días delante de Dios en el monte, el pueblo judío estaba en la tierra danzando y haciendo fiesta libertinamente para un becerro de oro que había levantado como imagen de Dios al tardarse Moisés. Al descender Moisés al pueblo (Éxodo 32:19) ardió en ira y reprendió al pueblo. Dios manifestó también su desagrado desatando juicio de muerte en medio de este pueblo. Era danza idolátrica y diabólica desagradable a Dios.

En el libro de I de Reyes 18:26-29 se presenta la lucha o enfrentamiento de Elías y los profetas de Baal en el Monte Carmelo; estos falsos sacerdotes clamaban a su dios saltando y danzando para Baal y cortándose el cuerpo con lancetas para que respondiera su clamor. Esta danza no agradó a Dios y al fin de la pelea todos estos líderes paganos fueron degollados por órdenes del profeta de Dios.

Y el caso más importante, pues se trata del mismo David quien nos muestra con su práctica lo importante de la danza. En el libro de II de Samuel 6, observamos que al traer el Arca del Pacto a Israel al ser reconquistada de los filisteos, David danzó con Israel delante de ésta y lo hizo con música y un gran número de instrumentos, pero la muerte llegó en aquellos momentos a Uza, compañero de alabanza de David, Dios no se agradó de esta danza de Israel. ¿Por qué?.

El mismo David, el mismo Israel, con la misma música e instrumentos, danzaron con toda su fuerza al trasladar el Arca de casa de Obed-Edom a la casa de David y aquí no hubo muerte. Dios se agradó de esta danza. Esto significa que hay un secreto a descubrir para que la danza agrade al Padre; esto está manifestado en la Palabra. Podemos darle danza a Dios que no le agrade y podemos agradarle también con danza y baile.

Varios elementos son necesarios para que nuestra alabanza y nuestra danza agraden a Dios y la acepte como olorosa ofrenda:

a) El individuo que así lo haga debe ser nacido de nuevo, es decir hijo de Dios por el Espíritu Santo (Juan 1:11-13).
b) Debe estar en correcta relación con Dios en el momento de traer su ofrenda de alabanza al altar.
c) No debe haber ningún tipo de pecado en su corazón. Debe tener una correcta relación con los hombres al ofrecer su ofrenda a Dios (Hebreos 12:14-15), la amargura, el odio, ira, rechazo y resentimiento hacia otros no deben estar en el corazón de un ofrendante al Padre Celestial.
d) No debe haber orgullo ni vanidad, ni egocentrismo en su corazón (ni un deseo de lucimiento personal o vanagloria, pecados satánicos), Salmo 138:6; Santiago 4:6).
e) Debe haber una profunda sinceridad, la cual es necesaria e indispensable. La mente y el corazón deben estar puestas en Cristo (Hebreos 12:2). La insinceridad es tratar de acercarse a Dios sólo de labios, pero con un corazón lejos de Él. Esto no agrada al Padre (Isaías 29:13). Las expresiones “orar en la carne” o “danzar en la carne” no tienen significado real si hubiera sinceridad en el que ora o danza, la falta de ella hace que todas nuestras alabanzas a Dios sean carnales y por lo tanto desagradables a Dios.
f) Debe tener un total respaldo de la Palabra. Todas nuestras prácticas de alabanza, como la danza y el baile, la música y el uso de instrumentos y el canto sólo agradarán a Dios si han sido ordenados por Él a través del Espíritu Santo. Amén.
g) Debe privar en el corazón del ofrendante una actitud total de obediencia, sujeción y mansedumbre. Dios no acepta ofrenda de corazones rebeldes, pues la rebelión y la obstinación son para Él como pecados de adivinación e idolatría. (I Samuel 15:23-24).
h) Debe existir en el corazón del ofrendante una actitud de niño, es decir, humildad, paz y armonía que promueve la unidad y la integridad en el cuerpo al alabar a Dios.
i) Una total entrega, respaldo y reverencia al ofrendar a Dios.
j) La carencia de los valores apuntados sólo trae desagrado a Dios y disciplina para el irreverente “adorador”. Busquemos la pureza y la santidad. Amén.
LA OFRENDA MECIDA Y ENCENDIDA AL PADRE

En el Antiguo Testamento Dios instruyó a Israel a traer ante el altar diversos tipos de ofrendas de animales y otros materiales, símbolos de ofrendas de alabanza que saldrían del corazón del hombre. Una de ellas era la ofrenda mecida.

En Éxodo 29:23-25,Dios manda a Moisés al instituir el sacerdocio de Aarón (de la Ley) que tome tortas de pan de diverso tipo y puestas en las manos de Aarón y sus hijos, los sacerdotes las mecieran delante de Dios para consagrárselas.

Esto se llamaría ofrenda mecida al Padre, es decir ofrenda que se movía acompasadamente de un lado a otro con dominio perfecto y se le ofrecía a Dios. Luego se tomaba y se llevaba directamente al altar y se encendía ardiendo sobre el holocausto como olor fragante delante de Jehová. Esta era ofrenda encendida a Dios.
Esta práctica fue instituida en la Ley por Moisés para que los sacerdotes mecieran delante de Dios las ofrendas que serían de olor fragante para Dios y que motivarían Su aceptación para con los ofrendantes (Levítico 7:30; 8:27; 23:11).

Este tipo de ofrendas es un símbolo de nuestras propias vidas que son presentadas hoy a Dios por la obra redentora de Cristo como sacrificios vivos, santos y agradables (Romanos 12:1).

La ofrenda mecida es aquella danza en alabanza donde suave y acompasadamente movemos nuestro cuerpo, casi sin levantar los pies de nuestro lugar, levantando nuestras manos y moviéndoselas al Padre en actitud de entrega y adoración total, mientras le amamos con nuestros labios. Esta danza es quieta, profunda, muy interna y personal, sublime y limpia para Él. Dios la acepta y en el fuego de la adoración por el fluir del Espíritu Santo, ésta se convierte en una bella ofrenda encendida de alabanza que sube como olor suave y grato a la presencia del Altísimo.

MANIFESTACIONES DEL CUERPO EN LA ALABANZA

Tres pasajes claves además de toda una verdad doctrinal a través de la Escritura, nos presenta al hombre como un ser de naturaleza triple en unidad (tricótomo). Estos son

a) I Tesalonicenses 5:23, donde el apóstol Pablo pide a Dios que guarde en la santidad debida a su pueblo en alma, cuerpo y espíritu.
b) Génesis 2:7, presenta el momento de la creación del hombre, dotándole Dios de un cuerpo, aliento de vida (espíritu) y como conjunción de ello, resultó un alma viviente, un ser trino.
c) En Lucas 2:40, habla La Palabra del crecimiento en esas tres esferas que Jesús en su niñez desarrollaba: estatura (cuerpo), en gracia con Dios (espíritu) y sabiduría (mente o alma).

Lo anterior nos sirve de base para afirmar que estos tres elementos juegan un papel importante en la alabanza al Señor. La música y el canto deben considerar los tres aspectos para que la ministración a Dios sea equilibrada y logre conducir a la congregación a la presencia de Dios en forma sabia, espiritual y ordenada. Aleluya.

El cuerpo es lo que refleja al alma y sus emociones, siendo el responsable de ejecutar sus deseos, sus apetitos y su voluntad.

Si el hombre está en su estado natural (sin Cristo en el corazón), el alma con sus pasiones carnales y pecaminosas dominará al cuerpo, y lo que este exprese será desagradable al Padre Celestial. Procede de la carne (Gálatas 5:19-21; 6:7-8; Romanos 8:1).

Los sentidos en el cuerpo son las ventanas o puertas (gusto, tacto, olfato, oído y vista) por medio de las cuales el alma recibe a través de los centros sensoriales dispuestos en el cuerpo las influencias externas que le van a afectar para bien o para mal, dependiendo de la fuente de la cual procedan las sensaciones recibidas (de Dios, del diablo, de los humanos).
Lamentablemente en el mundo natural, donde el pecado y sus tentaciones influencian el alma, el espíritu humano recibe también su descarga negativa a través de la voluntad, del alma y los sentidos. Aquí indefectiblemente domina la carne y no el espíritu.
Es de indicar por lo tanto, que si un hombre no está en su estado natura, o bien si es un verdadero cristiano, renacido por el Espíritu Santo, lo que dominará en él no será la carne sino su espíritu vivificado y por ende las manifestaciones del cuerpo serán sacrificio agradable a Dios.

Es necesario enfatizar que lo malo no es la danza, ni el baile, ni la aclamación, ni el aplauso, sino la actitud con que se dance, baile o aclame o se aplauda. Estas prácticas son bíblicas, lo que las ha desvirtuado es el hombre, alimentado en sus pasiones por el diablo.

Veamos cuántas cosas tiene el alma y qué bien pueden ser alteradas positiva o negativamente con la música y el canto; en ella está el entendimiento, mente o inteligencia, donde tiene su asiento la percepción del mundo que nos rodea, la memoria que resguarda hechos presentes y pasados, la imaginación que nos ayuda a idealizar, la expectación y esperanza, la razón o el juicio. También en ella se apoya el gusto o aprecio de las cosas (talentos, aptitudes y cualidades innatas; todas ellas mentales). Además, involucra el alma las pasiones y apetitos que desviados llegan a convertirse en terribles aberraciones de la carne, así como lo afectivo, emotivo y sentimental y también el sufrimiento o el gozo.

El alma comprende la mente, las emociones y la voluntad, las cuales son pasos hacia el espíritu del hombre. Por ello repito, es necesario que la ministración a Dios considere estos factores y los lleve a un punto de equilibrio. Hoy más que nunca necesitamos una verdadera alabanza espiritual para Dios. Amén.

La voluntad del hombre está determinada por lo que domine en él, si es su alma, sus actos y decisiones serán llevados al plano d pecado, lejos de la voluntad de Dios, más si es su espíritu vivificado por Cristo, será llevado a guiado a una vida abundante por el Espíritu Santo.

Veamos también todo lo que tiene su asiento en el espíritu y analicemos en base a ello todo lo que con la danza y adoración puede ser ministrado o lamentablemente bloqueado y lastimado. El espíritu es el santuario de hombre, es la parte incorpórea donde radica el conocimiento o desconocimiento de Dios; es la parte del hombre que lo saca de un plano de simple criatura animal y lo lleva a existir como un ser superior y con eternidad. Es la parte sensible que puede oír a Dios. En el espíritu está el instinto y en esta parte del ser hay intuición y percepción del mundo espiritual, es la porción del ser que adora y reconoce lo divino. En él está la conciencia y el control de nuestra voluntad, él decide en aspectos importantes como nuestra acciones, obediencia, rectitud y fidelidad. En él está el asiento de la fe o confianza en Dios y la comunión. En él se evidencia el gozo, la libertad y la alegría del Señor.

Al comprender los aspectos del alma y del espíritu antes mencionados, la expresión “manifestaciones del cuerpo en la alabanza” involucra algo más que levantar las manos y mover los pies. Implica que en la alabanza integralmente, espíritu, alma y cuerpo deben expresar a Dios con todo su ser y posibilidad que Él es Digno de toda la gloria (Romanos 12:1).

Por ello es necesario e imprescindible que el alabador o adorador sea verdaderamente hijo de Dios, nacido de nuevo por el Espíritu Santo para que su alabanza sea aceptada por el Señor.

No se pueden usar para motivar a toda la congregación métodos de grupo o manipulaciones sicológicas para que todos se sometan a la alabanza que nosotros queremos imponer; en este caso, el de la alabanza y la adoración, se debe respetar la libertad del hombre; la motivación debe ser sólo la Palabra, la hora del Espíritu y un testimonio íntegro de gozo en la alabanza. Poner a todos a hacer lo mismo religiosamente puede provocar que aún los mismos inconversos o incrédulos lo quieran hacer sin reverencia o se vean forzados a hacerlo, siendo esta alabanza, fuego extraño delante de Jehová.

Dios nos llama a alabarle con el alma; a adorarle en espíritu y en verdad; por tanto cuando Su Espíritu se hace manifiesto en medio de Su Iglesia, Él nos motivará a que lo hagamos con expresiones visibles, manifestaciones corporales que expresan profundas verdades que radican en el interior del hombre, Salmo 103:1; Juan 4:24.

He aquí lo que nos enseña de ello la Biblia:

a) Alabad a Dios con danza (Salmo 150:4 y Jeremías 31:13).
b) Alabad a Dios con baile (Salmo 30:11).
c) Alabad a Dios con aclamación y cánticos (Salmo 47:1; 95:2).
d) Alabad a Dios en voz alta (en vuestras gargantas) (Salmo 47:1; 149; Isaías 43:7,21; Hebreos 13:15).
e) Alabad a Dios con risa y regocijo (Salmo 100:2; 126:2).
f) Alabad a Dios con júbilo (Salmo 47:1).
g) Alabad a Dios con aplausos y batir manos al cielo (Salmo 98:4; 47:1).
h) Alabad a Dios levantando las manos a Él (Salmo 63:4; 134:2).
i) Alabad a Dios con expresiones de alegría (Salmo 98:4).
j) Alabad a Dios con alabanza (Salmo 95:2).
k) Alabad a Dios con instrumentos y cánticos (Salmo 149 y 150).
l) Alabad a Dios con la boca y la lengua (y también en lenguas) (Salmo 51:14-15; Hechos 2:11; I Corintios 14:14-15).
m) Alabad a Dios con llanto (Salmo 42:3; Joel 2:12).
n) Alabad a Dios con brincos y saltos (Salmo 68:3; Malaquías 4:2; Hechos 3).
o) Alabad a Dios de rodillas o postrado (Salmo 95:6; Efesios 3:14).
p) Alabad a Dios acostados (Salmo 149:5).
q) Con todo el ser y las fuerzas ( II Samuel 6:14; Romanos 12:1) Alabad a Dios.

martes, 2 de octubre de 2007

Hablemos del perdon.

Mateo 18:21-22:
 21 Entonces se le acercó Pedro y le dijo: Señor, ¿cuántas veces perdonaré a mi hermano que peque contra mí? ¿Hasta siete?  22 Jesús le dijo: No te digo hasta siete, sino aun hasta setenta veces siete.

Antes de estudiar esto, te recomindo que leas La Parábola de Los 2 Deudores en Mateo 18:23-35 .
Una palabra fácil de decir y pronunciar, pero difícil de practicar. Cuantas personas a veces nos ofenden, nos obran mal y guardamos rencor contra ellos. Y seguimos así toda nuestra vida, y a veces muchos mueren sin perdonar ni aun a sus propios hermanos de sangre, hijos y otros familiares por demás. Cuantos casos a lo mejor hemos conocido de personas así, que sus familias son divididas por alguna decisión de seguir cierta religión, de hacer tal o cual cosa en su vida y la otra parte no puede perdonar al que falló. Familias divididas, homicidios, asesinatos, infidelidades, enfermedades emocionales y cuantas cosas han surgido por la falta de perdón hacia otros. Uno de los mayores problemas en el cuerpo de Cristo es la falta de perdón. La falta de este es una puerta abierta al enemigo para destruir toda nuestra vida integral, es decir, espíritu, alma y cuerpo, o dicho de otra manera, nuestra vida espiritual, emocional y física.
Las personas que faltan de perdonar enferman, viven amargadas, nunca nada les sale bien y se ven en las calles con las caras largas, con tristeza en sus ojos y de muchas otras maneras, se ven amargadas, es decir, como si la vida les apestara. Caminan sin energía, sus vistas desviadas, como si algo malo pasara en sus vidas. Y lo triste, que la falta de perdón lleva a algo mas profundo, que es la amargura. Pero ahora veamos que es el perdón, que es la amargura, y como ser libres de ambas para así tener una buena sanidad interior.

A. Definición de perdonar:
Perdonar es liberar o dejar ir a una persona que nos ha ofendido. ἀφίημι aphiēmi significa llorar, abandonar, dejar a un lado, olvidar, dejar atrás, dejar en el olvido, botar, remitir, restituir. Es soltar a la persona que nos causo daño. Perdonar no es negar la ofensa recibida, pretender que el tiempo borre lo ocurrido, ignorar lo que paso y tratar de olvidar, o simplemente disculpando al ofensor. Este no es una alternativa, sino un mandato directo del Señor Jesucristo (Mateo 6:14).
En el verso 21 Pedro se esta refiriendo a una antigua costumbre de restituir 3 veces y que el era lo suficiente generoso para esto (Amós 1:6). Es por eso que dijo esto, que hasta 7 veces, por que al parecer estaba entendiendo que este camino era más exigente que el de los fariseos y a la vez más misericordioso con el prójimo. Pero Pedro no entendía que era perdón, ya que si lo entendiera, ni hubiera hecho la pregunta. La doctrina bíblica del perdón implica que el hombre admite que ha pecado y que ha cometido faltas, por ende, el entiende que es necesario que algo pase en su vida para el poder ser restituido (Marcos 1:4). Por eso es que el perdón es tan necesario, puesto si nosotros no perdonamos, nuestros pecados no nos serán perdonados.
La falta de perdón es como tirar un pollo lleno de sangre a los tiburones, es decir, es una carnada del enemigo. La palabra ofensa en griego es de donde sacamos la palabra escándalo, que significa trampa o carnada. Es decir, cada vez que escandalizamos a alguien u ofendimos, le tiramos una carnada del enemigo para que la persona se amargue y pierda su bendición. Y si hacemos esto, es mejor que pidamos nosotros perdón a la persona de inmediato o la pasaremos mal, muy mal (Lucas 17:1-4).

Consecuencias de no perdonar:
Es desobediencia a Dios (Colosenses 2:13-14).
El enemigo toma ventaja en nuestra vida (1ª Corintios 2:11).
La oración es estorbada (Mateo 11:25).
Dios no recibe nuestros diezmos y ofrendas (Mateo 5:23). Por ende, esto se torna en una oposición a nuestra prosperidad.
Dios nos entrega a los demonios (Mateo 18:35). La palabra verdugo es atormentador, que no es otra cosa que un demonio.
La fe, la esperanza y el amor son anulados.
Dios no nos perdona (Mateo 11:25).
Puede nacer una raíz de amargura (Hebreos 12:14).

Las raíces de amargura:
Esta es una de las mayores causas por la cual los cristianos nacidos de nuevo no andan en prosperidad, es decir, están enfermos, andan en miseria, no prosperan económicamente, e incluso, al final de cuentas, se descarrían del evangelio. Pero es mas fuerte que la falta de perdón, ya que como dice la palabra, es una raíz, y la raíz es algo que ha entrado y se ha arraigado de algo, en este caso, del corazón. Trae otras consecuencias, como la ira, el enojo, la maledicencia, y otras semejantes a estas. Y también contrista al Espíritu Santo (Efesios 4:30-32).
La palabra amargura en griego pikria es veneno, y el veneno es definido como una sustancia dañina para nuestros cuerpos y nuestras personas. Es una angustia de alma, un estado de tristeza más profundo que la misma palabra, por que lleva al desespero, a la decepción. Pero a la vez mezclado todo esto con hostilidad y resentimiento. Este, como una raíz, se puede tornar en un árbol, es decir, crece, se acumula y madura, y da fruto, ya que cada vez mas se va metiendo más de lleno y adentro del corazón del hombre, y sus frutos son el odio, el resentimiento, la ira, los celos, las malacrianzas, las maledicencias, y otros pecados de esta manera.
1. Causas de la amargura:
a. Cuando se nos quita algo o perdemos algo (Noemí en Rut 1:13 y Esaú en Génesis 27:34-40).
b. Cuando pasan cosas que no podemos cambiar- casi siempre que esto pasa, la persona dice me doy por vencido.
c. Cuando alguien nos ha herido emocionalmente: Esto es un ciclo, que comienza con una ofensa y sigue por la falta de perdón, el resentimiento y causa la raíz de amargura.

2. Indicaciones que muestra la raíz de amargura en una persona:
a. La queja y murmuración contínua a las circunstancias de la vida.
b. Una constante maldición e ira.
c. La persona amargada no olvida nada; toma los más mínimos detalles, cosas, palabras y circunstancias que fueron hechas y dichas.
d. El aislamiento.

3. Sus consecuencias:
a. Nos puede llevar a descarriarnos, puesto apagamos al Espíritu Santo.
b. Causa muchas enfermedades físicas.
c. Nos encierra en una prisión (Hechos 8:23).

Aprendiendo a perdonar y a deshacernos de las raíces de amargura:
Primero que nada, Dios perdona y olvida (Miqueas 7:19). Ahora bien, hay que tomar unas decisiones fuertes y firmes para perdonar:
Pasos para perdonar:
a. Tome una decisión para perdonar de todo corazón (Mateo 18:35).
b. Arrepiéntase por guardar esta falta de perdón en su corazón.
c. Exprese su perdón de forma verbal (Santiago 5:16).
d. Renuncie a todo espíritu de resentimiento, amargura, odio y falta de perdón: Puede hacerlo repitiendo esta oración:
Señor, yo perdono a ____, _____ y _____. Los perdono por ____, ____, ____ y ____ y por todo el dolor que me causaron y por como esto me hizo sentir (detalle como lo hizo sentir). Los entrego a ti y entrego mi derecho a buscar venganza contra ellos. Opto por rechazar la amargura y el enojo. Te pido, Espíritu Santo, que sanes mis emociones dañadas, en el nombre de Jesús, amén y amén.
Deshaciéndonos de las raíces de amargura:
a. Sacando algo bueno de todo lo malo que ha pasado (Romanos 8:28, y el ejemplo de Jeremías 15:18-19).
b. Tome la decisión de perdonar y pedir perdón a Dios y a las personas que sabe que ha ofendido.
c. Arrepiéntase por el pecado de juicio contra la persona que le hirió y contra Dios: Puede decir la siguiente oración:
Padre, en el nombre de Jesús, yo renuncio a toda raíz de amargura en mi vida, y cancelo las consecuencias por haberla guardado en mi corazón. Yo perdono a ______ por ______. Señor, te entrego todo mi dolor y la herida que fue abierta por esa causa. Renuncio al derecho de vengarme, y, por el contrario, bendigo a todos aquellos que me hirieron. Yo renuncia a toda raíz de amargura, ira, odio, rencor, maledicencia, celos y me declaro libre, en el nombre de Jesús, amén y amén.
Tanto la amargura como la falta de perdón pueden ser algo terrible para nuestras vidas. Aprender a perdonar y ser un perdonador es algo que cambiará nuestra relación con Dios de mediocre a buena y a excelente. Hay cosas que no podemos cambiar y estas las tenemos que entregar a El. Y lo que perdimos y no puede ser restituido, El lo restituirá de una manera u otra.

viernes, 28 de setiembre de 2007

Las 5 P de la liberacion.

http://www.elshaddai.net/IglesiaElShaddai/Recursos/Estudios/nov2006/PDF/liberacion1.pdf


Las 5 “p”
La liberación está basada en la fe, opera en fe y es victoriosa a través de la fe. Cuando usted nació
de nuevo, el Señor no descendió y le entregó un certificado que decÌa que usted era nacido de
nuevo; no, sino que es por fe que usted sabe que Dios está libertandolo. Las siguientes “P” son la
base escritural de nuestra autoridad en lo que respecta a lo que hacemos en el ministerio de
liberación y restauración.

PROMESA
“Y estas señales seguirán a los que creen: En mi nombre echar·n fuera demonios: hablarán nuevas lenguas” Marcos 16:17
¿Es usted creyente? Esta escritura dice que estas señales seguirán a los que creen. Así que como
creyente, a usted le ha sido dado el derecho de hacerlo.
“En mi nombre echarán fura demonios “El nombre de Jesús tiene autoridad y poder. Ante el nombre de Jesús, los demonios huyen. Deben obedecer. “Señor, aún los demonios se nos sujetan en tu nombre.” Lucas 10:17. Dios nos ha dado una promesa que dice que si creemos en El, las señales y maravillas nos seguirán, así como le seguían a El.

POSICION
“...y juntamente con el nos resucitó, y asimismo nos hizo sentar en los lugares celestiales con Cristo Jesús...” Efesios 2:6
Nuestra posición es una de autoridad porque hemos sido levantados para sentarnos en el asiento
de nuestro Señor y Rey, Jesús. Jesús está por encima de todo principado y poder y señorío. Esto
incluye a todos los demonios. Si Jesús tienen la autoridad y nosotros estamos sentados con El,
entonces Jesús nos ha dado esta posición con El.

PERSONALIDAD
“Porque en el habita corporalmente toda la plenitud de la Deidad, y vosotros est·is completos en el, que es la cabeza de todo principado y potestad.” Colosenses 2:9-10
Nuestra personalidad está basada en quién somos en Cristo Jesús y en la plenitud de lo que nos
ha sido dado a través de Su don de la vida. Así como Cristo es la cabeza sobre todo poder y
autoridad, a nosotros como Sus hijos nos ha sido dado ese mismo dominio sobre todo principado
y tiniebla. Cristo vive y reina a través de nosotros, Su Cuerpo.

PODER
“...alumbrando los ojos de vuestro entendimiento, para que sepáis cuál es la esperanza a que el os ha llamado, y cuales las riquezas de la gloria de su herencia en los santos, y cuál la supereminente grandeza de su poder para con nosotros los que creemos, según la operación del poder de su fuerza, la cual operó en Cristo, resucitándole de los muertos y sentándole a su diestra en los lugares celestiales, sobre todo principado y autoridad y poder y señorío, y sobre todo nombre que se nombre, no sólo en este siglo, sino también en el venidero; y sometió todas las cosas bajo sus pies, y lo dio por cabeza sobre todas las cosas a la iglesia, la cual es su cuerpo, la plenitud de Aquel que todo lo llena en todo.”
Nuestro poder en Cristo. La definición de poder en el Diccionario de la Real Academia Española
(DRAE) es dominio, imperio, facultad y jurisdicción que uno tiene para mandar o ejecutar una cosa; fuerza, vigor, capacidad, posibilidad, poderÌo. Podemos ser efectivos en lo que hacemos porque tenemos el poder para ordenarles a los demonios a que salgan y éstos deben obedecer. Entonces, tenemos esa autoridad y poder detrás de lo que hacemos cuando expulsamos demonios. Hay poder y autoridad en la Sangre de Jesús y en Su nombre, así que cuando aplicamos esa sangre y el Nombre, los demonios se van.

PROTECCION
“Regresaron los setenta con gozo, diciendo: “Señor, hasta los demonios se nos sujetan en tu nombre! Les dijo: Yo veÌa a Satanás caer del cielo como un rayo. Os doy potestad de pisotear serpientes y escorpiones, y sobre toda fuerza del enemigo, y nada os dañar.” Lucas 10:17-19
“...nada os dañará.”
No hay absolutamente nada que el enemigo pueda hacernos mientras nosotros estamos hollando y venciendo a los poderes del enemigo. Nuestra protección está garantizada por nuestro Señor y Salvador Jesucristo. Hay protección en la Sangre de Jesús. Siempre oramos por una fresca aplicación de la Sangre sobre la persona que recibe ministración y sobre nosotros mismos.
También clamamos por la Sangre sobre nuestro hogar, propiedades, mascotas, familia, familia extensiva. Queremos cubrir todo con esa barrera impenetrable de la Sangre.

jueves, 27 de setiembre de 2007

Pecado e Iniquidad / Maldiciones generacionales

Muchas personas no entienden la diferencia entre pecado e iniquidad, y las resultantes maldiciones en la línea familiar a causa de la iniquidad (maldiciones generacionales). La mayoría de personas piensan que son lo mismo, pero no lo son. El pecado se refiere al pecado en sí y a las consecuencias presentes de dicho pecado. La iniquidad es la consecuencia del pecado de nuestros antepasados, lo que resulta en maldiciones generacionales. Podríamos decir que el pecado es una causa y las iniquidades son el efecto. Las iniquidades causan una particular debilidad hacia el pecado en ciertas áreas. Pecado es quebrantar la ley de Dios, ley como la de los Diez Mandamientos. Cuando una persona comete pecado, abre la puerta para que las iniquidades pasen a los hijos de sus hijos por tres y hasta cuatro generaciones.

A. Cuando nuestros ancestros pecaron, ese pecado fue heredado a nosotros y a nuestros descendientes.
“Yo soy Jehová tu Dios, fuerte, celoso, que visito la maldad de los padres sobre los hijos hasta la tercera y cuarta generación de lso que me aborrecen” Ex. 20:5
B. La palabra hebrea para iniquidad en este pasaje es avon. Viene de la antigua raíz avah, que significaba torcer, pervertir, problema, actuar con malicia, hacer el mal, doblegarse. La raíz de ella es chata o fallar, pecar.
C. Deuteronomio 5:9 dice lo mismo que Exodo 20:5 pero en la nota al margen en la Biblia de Referencia Thompson con versículos en cadena temática leemos, “Pecados de los padres.” Por lo tanto, los pecados de nuestros padres, abuelos, bisabuelos y aun tatarabuelos nos son heredados a nosotros.
II. Las buenas nuevas son que, Dios envió a Su Hijo Jesús a pagar el precio para que podamos ser redimidos de estas maldiciones.
A. “En aquellos días no dirán más: Los padres comieron las uvas agrias y los dientes de los hijos tienen la dentera.” Jer. 31:29
B. Esto nuevamente hace referencia a los pecados de los padres. Los padres comieron las uvas agrias y ahora los hijos cosechan al tener dentera en los dientes. Además, en la referencia a esta escritura, también hallamos “Pecados de los padres”.
III. Las personas no pueden ser libertados a menos que las iniquidades (maldiciones generacionales) sean tratadas, porque ellas son el derecho legal para que los demonios permanezcan ahí (mantengan a la persona en atadura). Después de llevarlos por el área de perdón, el siguiente paso es llevarlos a través del área de maldiciones generacionales. Es importante barrer el camino y quitar todos los derechos legales territoriales antes que la persona pueda ser libertada.
IV. Esto quita cualquier fundamento que los demonios puedan reclamar como derecho a permanecer.
V. En el cuestionario que la persona ministrada llena, revise cuáles maldiciones generacionales existen.
A. algunos han preguntado cómo luce una maldición generacional o un pecado. A menudo escuchamos familias conversando, “Mi padre era fumador y su papá también lo fue”. Es algo que uno puede ver repetirse en los integrantes de una familia, como la adicción al alcohol, una vida lujuriosa, adulterio, etc.
B. Después de recibir el cuestionario y revisarlo, hacemos una lista de maldiciones generacionales. Luego llevamos a cada persona a través de la Oración para Romper Maldiciones Generacionales y rompemos cada maldición generacional de su vida. El Señor nos dio la siguiente visión acerca de las maldiciones generacionales. Durante la ministración, le contamos esta visión a la persona, porque le ayuda a entender su atadura y la libertad que Jesús compró por nosotros en el Calvario.