lunes, 10 de setiembre de 2007

Introduccion a la Guerra Espiritual II: Mis armas y como usarlas.

Efesios 6:10-18:
10
Por lo demás, hermanos míos, fortaleceos en el Señor, y en el poder de su fuerza.
11
Vestíos de toda la armadura de Dios, para que podáis estar firmes contra las
asechanzas del diablo.
12
Porque no tenemos lucha contra sangre y carne, sino contra
principados, contra potestades, contra los gobernadores de las tinieblas de este siglo,
contra huestes espirituales de maldad en las regiones celestes.
13
Por tanto, tomad toda
la armadura de Dios, para que podáis resistir en el día malo, y habiendo acabado todo,
estar firmes.
14
Estad, pues, firmes, ceñidos vuestros lomos con la verdad, y vestidos
con la coraza de justicia,
15
y calzados los pies con el apresto del evangelio de la paz.
16
Sobre todo, tomad el escudo de la fe, con que podáis apagar todos los dardos de fuego
del maligno.
17
Y tomad el yelmo de la salvación, y la espada del Espíritu, que es la
palabra de Dios;
18
orando en todo tiempo con toda oración y súplica en el Espíritu, y
velando en ello con toda perseverancia y súplica por todos los santos;

Ya desde el Antiguo Testamento algunas personas aprendieron que su batalla era de
índole espiritual (Génesis 32:22-32, Daniel 10:10-21). Y ya sabes que tienes una guerra,
pero si estas en guerra, lo lógico es que te puedas defender. Vámonos mas lejos, si estas
en una guerra, entonces, esto significa que eres un soldado, y que tienes que tener unas
herramientas para atacar y contraatacar a tu enemigo.
Ya en la lección anterior conociste a tu enemigo, como este esta dividido y como el
opera. Pero si tienes un enemigo, tienes que entender como atacarle y defenderte de sus
ataques. Por esto tu eres comparado en la Biblia como un soldado y miembro de una
milicia y como persona que has peleado una batalla (2ª Timoteo 2:3, 1ª Timoteo 1:18, 1ª
Timoteo 6:12, 2ª Timoteo 4:7).
El Antiguo Testamento tiene muchos cuadros de Israel como guerreros de Dios y Dios
mismo aparece como tal con toda su armadura, estableciendo su justicia (Isaías 59:17).
El mismo se hace llamar Varón de Guerra (Éxodo 15:3). Así que esto denota que hay
una guerra y que somos partes de esta, pero tenemos que entender que aunque la
victoria ya es nuestra, tenemos que estar pendientes a los ataques del enemigo.

A. Las armas del creyente y su uso especifico:
Ante nada, definamos que es armadura. Esta palabra
panopliva Panoplia significa que es completa, que no le falta nada. Proviene de πα ͂ς pas y de ο ́πλον hoplon y lo que significa es una cobertura total en torno a herramientas o armas. Es decir, que esta armadura nos cubre totalmente sin dejar un lugar descubierto para ser atacado.
Por ende, es ambas cosas, defensa y ofensiva, puesto hay 1 arma de ataque. Ahora veamos las armas 1 por 1 y entendamos su significado:

1. Los lomos con la verdad: Los lomos es la parte donde se carga la vida
en el hombre. Es decir, se refiere a las áreas nobles, de la parte baja del
vientre, hasta arriba de los muslos. La Biblia dice que Leví, biznieto de
Abraham (la 4ª generación desde Abraham), recibió la bendición cuando
Abraham diezmo (Hebreos 7:9-10). Ya Abraham llevaba a Leví en si
mismo. σφύς osphus en griego significa área de las caderas, y todos los
que somos hombres sabemos lo duro que es un golpe en esta área y el
mucho dolor que trae. Vestimos la cintura con el cinto de la verdad
ajlhvqeia Aletheia y esto es que andemos sin vacilar, que seamos firmes,
de 1 solo sentir, que no seamos vacilantes en torno al evangelio Jesucristo es la verdad y esta nos liberta (Juan 8:32,36). Satanás lucha con mentiras y algunas veces estas parecen ciertas; pero solo los creyentes tienen la verdad de Dios, que puede derrotar las mentiras de
Satanás.
2. La coraza de las justicia: Somos justificados, hechos justos por la fe en
Jesucristo (Romanos 5:1). Es decir, si somos justificados, quiere decir
que somos hechos justos y por ende, la justicia anda en nosotros. Y esta
es la parte que nos protege el corazon de golpes mortales. Si estamos
protegidos por esta coraza, cuando Satanás nos trate de venir a acusar y a
tratar de hacernos sentir mal, podemos tener una certeza que somos
protegidos por Dios para vida eterna. dikaiosuvnh
Dikaiosune quiere
decir integridad, pureza, hacer las cosas bien, pero dirigidos por Dios.
Satanás, a menudo, ataca nuestros corazones: el centro de nuestras
emociones, autoestima y confianza. La aprobación de Dios es la coraza
que protege nuestros corazones. Él nos aprueba porque nos ama y envió
a su Hijo a morir por nosotros.

3. Calzados los pies con el evangelio de la paz: Evangelio no es otra cosa
que buenas noticias, es decir, que antes estábamos en condenación y
salimos de esta por medio de Jesucristo (Romanos 8:1). Cuando vemos
como son nuestros pies calzados, se refiere a un tipo de sandalia que es
completa hasta la rodilla, amarrada de manera fuerte y que no dejaba
nada al descubierto. Esta frase traducida habla de una disposición de
mente para hacer algo en lo cual tenemos una decisión firme para
hacerlo. Satanás quiere que pensemos que anunciar las buenas nuevas a
otros es una tarea sin valor e imposible, la tarea es muy grande y la
respuesta negativa demasiada. Pero el «calzado» que Dios nos ha dado es
la motivación para continuar proclamando la paz verdadera que está al
alcance en Dios, noticia que todos necesitan escuchar.

4. El escudo de la fe, para apagar los dardos de fuego del maligno: El
escudo que nos habla aquí es qureovß Thureos e implica el grande, no el
pequeño que usaban los soldados en la batalla cuerpo a cuerpo, es el que
se usa cuando enviaban los enemigos flechas de fuego, es decir, los dardos
belovnh Belos, que quiere decir jabalinas, misiles, flechas. Estos
vienen de algo no bueno, ponhrovß Poneros quiere decir de maldad, de
opresión, de algo enfermizo, es decir, no viene de lo bueno, viene de lo
malo. Tu campo de batalla es la mente, por eso vez que cuando una
persona mata a alguien dice que una voz le decía mátala, mátala; esta
persona recibió un dardo de fuego del enemigo para cometer un pecado
que se llama asesinato. Fíjate que este escudo es de la fe, y si ves
Romanos 5:1 dice que la fe en Cristo nos justifica, es decir, nos hace
libres de un juicio que teníamos que pagar. La fe es la certeza de lo que
se espera, la convicción de lo que no se ve (Hebreos 11:1), es decir, es
esperanza de algo que va a pasar y tenemos una seguridad que esto va a
suceder. Lo que vemos son los ataques de Satanás en forma de insultos,
contrariedades y tentaciones. Pero el escudo de la fe nos protege de los
dardos de fuego que arroja el maligno. Con la perspectiva de Dios,
podemos ver más allá de nuestras circunstancias y tener presente que la
victoria final es nuestra.
5. El yelmo de la salvación: perikefalaiva Perikephalaia implica casco, lo
que protege la cabeza. Si hay una parte del cuerpo aparte del corazon que
es vulnerable, es la cabeza. Tenemos que entender que nuestra salvación
es algo seguro, es algo que esta ahí para nosotros y que no tenemos que
andar por ahí con inseguridad en torno a nuestra salvación. Somos
llamados a estar apartados de pecado, pero tenemos que entender que
todos pecamos, el problema esta cuando pecamos sabiendo que lo
hacemos malo (Hebreos 10:26-29) y lo seguimos haciendo no
importando que sea así. El casco nos protege de un ataque mortal del
enemigo, puesto el fue herido en la cabeza en la victoria de Cristo en la
cruz del calvario y ya esta condenado y dispuesto para recibir su juicio
final (Apocalipsis 20:10). Satanás quiere que dudemos de Dios, de Jesús
y de nuestra salvación. El yelmo protege nuestras mentes de poner en
duda la obra salvadora de Dios efectuada a nuestro favor.

6. La espada del Espíritu, que es la Palabra de Dios: O sea, la Biblia. La
espada es la única arma ofensiva en esta lista de la armadura. mavcaira Machaira es un cuchillo largo, una espada corta, muy efectiva en combates personales, y bien afilada. Se refiere al filo que se usa para matar animales. Es decir, es un arma ligera, de fácil movimiento. Hay momentos cuando necesitamos emplear la táctica ofensiva contra Satanás. Cuando somos tentados, necesitamos confiar en la verdad de la Palabra de Dios. Jesucristo mismo cuando fue tentado por Satanás le cito la Palabra (Mateo 4:1-11). El creyente tiene que saber la Palabra para
poder responder a los ataques del enemigo de una manera fuerte a los ataques de este, y tiene que tenerla lista en su cabeza todo tiempo. Por esto el estudio de la Palabra es esencial, puesto esta es un libro de promesas y que tiene todas las cosas que nosotros necesitamos para
nuestras vidas.

7. La oración en todo tiempo: ¿Cómo una persona puede orar en todo
tiempo? Una de las maneras es mediante oraciones breves, una respuesta
habitual para cada situación que enfrente cotidianamente. Otra forma de
hacerlo es ordenar su vida alrededor de los deseos de Dios y de sus
enseñanzas, al grado que toda su vida viene a ser una oración. No
necesita aislarse de otras personas ni de las actividades diarias para orar
sin cesar. Un excelente ejemplo bíblico de las oraciones cortas y
efectivas lo encontramos en Nehemías (Nehemías 2:1-9 es el relato, y el
verso 4 es el especifico en torno a la oración corta y efectiva de
Nehemías). Yo mismo en reuniones he vivido esto, le he pedido a Dios
que ponga palabras efectivas en mi boca y llenas de Su Gracia y El lo ha
hecho. Y esta oración es en perseverancia y suplicando, es decir, con
ruego, en petición, de una manera humilde, reconociendo que de El es
toda la gloria y que de El es todo el dominio.
Tenemos que entender como creyentes que Dios nos ha dado armas para
luchar efectivamente contra el enemigo, y que ya la victoria es nuestra.
Usemos estas armas efectivamente contra el enemigo, y tengamos fe en las
promesas hechas a nosotros en nuestra vida a través de la Espada del
Espíritu. Nuestro enemigo es uno derrotado, que no tiene parte ni suerte
contra nosotros y ya la victoria nos ha sido dada por medio de Jesucristo
en la cruz del calvario.

No hay comentarios.: